EL ORIGEN

CA’VÈ CAFFÈ

El café y Venecia están inseparablemente vinculados: En 1624, llegó al Mediterráneo el primer cargamento de caféprocedente de Arabia, junto a seda, tintes, especias y perfumes. A mediados de 1600, en Venecia se abrió la primera Bottega de Caffé, inaugurando una moda y un estilo de vida que durarían para siempre.

Gracias a una rara coincidencia, entre 1500 y 1600, el café fue llamado en toda Europa “cavè” (desde el turco “khave”). Las mujeres en Francia lo llamaban así, los botánicos italianos y también Carlo Goldoni. Hoy en día se dice “caffé”, pero con nuestra marca Ca’véCaffé hemos querido redescubrir su antiguo nombre e imaginar una feliz fusión entre “caffé” y “Venecia”.

SIEMPRE CERCANOS...

Hacemos café. Lo hacemos en Venecia porque esta es una ciudad que nos parece adecuada y donde nos sentimos a gusto. Experiencia, búsqueda y competencia forman parte de un proyecto completamente ambientado en la ciudad lagunar, donde tenemos toda la producción y la logística de Ca’véCaffé.

La elaboración a pequeña escala tiene como resultado la eficiencia en el servicio y la sintonía con el cliente: Torrefacción, almacenes, barcos para la entrega, asistencia técnica y consulta están en el mismo lugar y permiten la producción de una cantidad continuada y una cercanía en las relaciones, muy importante para nosotros.

...TAMBIÉN DESDE LEJOS

Un enfoque sabio y artesanal; el valor de las relaciones personales como prioridad: Ca’véCaffé realiza todo el proceso productivo de acuerdo a esta filosofía, acercándose a las personas, al individuo, al grupo. Desde siempre hemos establecido unas relaciones directas con nuestros productores de café (en Brasil, Etiopía, Jamaica, Colombia, Tanzania, Costa Rica, Guatemala yla India), para garantizar la continuidad en la compra de la materia prima.